Ciudadanos/Honorarios

En materia de honorarios las relaciones entre abogado y cliente se rigen por los principios del libre mercado y libre competencia.

La fijación de precios es libre, salvo disposición contraria de la ley.

El Colegio de abogados no interviene de ningún modo en el establecimiento de precios de los abogados, no establece normas al respecto, ni hace ninguna recomendación ni sugerencia sobre precios.

Es aconsejable, porque facilita las relaciones entre ambos, la suscripción de una hoja de encargo profesional entre abogado y cliente.

En el caso de diferencias en esta materia, el Colegio ofrece un sistema extrajudicial de resolución de conflictos específico: el arbitraje de los miembros de la Comisión de arbitrajes y dictámenes (Procedimiento arbitraje de honorarios) , sistema que puede iniciarse siempre que ambas partes acepten someterse a él. (solicitud sometimiento a arbitraje de honorarios)

Esta Comisión es también quien elabora los dictámenes sobre honorarios, informes jurídicos que los colegios de abogados tienen la obligación de formular a requerimiento de los tribunales, en los procedimientos de jura de cuentas y de tasación de costas. Los criterios de esta Comisión no son, de ningún modo, una recomendación ni norma a seguir para establecer los honorarios.

Usted tiene derecho a conocer anticipadamente el coste aproximado de la intervención del abogado y la forma de pago, y es recomendable que se interese por las condiciones económicas de su contratación con carácter previo al inicio de la actuación profesional.

Si va a intervenir en un proceso judicial, debe contar con información sobre las consecuencias de ser condenado al pago de las costas del proceso y sobre su cuantía estimada.

 

 

 

 

Menú