Dieciseis nuevos abogados y abogadas incorporados al MICAP

Fecha: 15-12-2017

El pasado día 15 de diciembre tuvo lugar el acto protocolario de juramento o promesa de la función de Abogado de los nuevos compañeros y compañeros incorporados al Colegio.

Las nuevas abogadas y abogados que, en el acto presidido por la DECANA, Blanca Ramos, y con la presencia de la Junta de Gobierno y familiares, juraron  o prometieron  cumplir las funciones inherentes a la función de Abogado, la constitución y el resto del Ordenamiento Jurídico,  fueron:

Adriana Magdalena Acaro Chamba, Izaskun Aldabe Muro, Aitziber Andueza Larraza, Miguel Aramburu Garmendia, Marta Ardanaz Ansoain, Eguzkiñe Astiz García, Blanca Balsa Díaz-Salgado, Gonzaga Beloso Baselga, David Caballero Mendive, Sara Echeverría Mariñelarena, Teresa Leache Moreno, Julen Llorens Espada, Juan Lorea Valencia, Jesús Morondo Cambra, Álvaro Pardo Echarri, Rodrigo Sánchez Ruiz de la Cuesta, Amaia Santesteban Ziganda, María Jessica Seoane Marín y Jesús Luis Sola Jiménez. Todos ellos han estado acompañados de sus respectivos padrinos y han recibido de manos de la decana del Colegio el diploma acreditativo de su incorporación a la institución.

Blanca Ramos pronunció un discurso en el que recordó que para definir la profesión “nuestro estatuto emplea palabras como libertad, independencia, servicio, lealtad, consejo, ciencia, derecho y justicia”, y la decana ha añadido una más: “Apasionante”. Enumeró algunas de las virtudes que harán de ellos buenos profesionales, como tener conocimiento, saber aconsejar, intentar buscar lo justo para sus clientes, escuchar sus confidencias y “gestionar lo relativo a su libertad, patrimonio y otros aspectos esenciales de su vida”, y junto a ellas otras no exclusivas de la abogacía pero que les ayudarán a ejercerla: “Espíritu aventurero, carácter, valentía y firmeza para luchar lealmente por aquello en lo que se cree”.

Tras advertirles de que “es ahora cuando debéis plantearos que abogados queréis ser”, la decana les ha dicho que precisarán capacidad para comprender y ayudar a los clientes, dedicación plena a sus asuntos “que hay que defender como propios pero sentirlos como ajenos. Vais a necesitar también preparación, esfuerzo, entusiasmo, empatía, humildad, sensibilidad, respeto no sólo hacia quien nos paga, los clientes, sino también hacia los compañeros y los jueces, que no son más pero tampoco menos que nosotros”.


Menú